BLOG DE JARDILAND

TU ESPACIO DE INFORMACIÓN, IDEAS Y CONSEJOS SOBRE LA JARDINERÍA, ANIMALES, DECORACIÓN Y ¡MUCHO MÁS!

ARBUSTOS CON FLORES DE FLORACIÓN INVERNAL

Son muchas más de las que te imaginas, las variedades que florecen a menudo y que nos ofrecen sus bonitas flores incluso durante el invierno.  Durillo (viburnum tinus) este arbusto compacto, opaco, rústico, tiene como ventaja un follaje verde matizado y persistente. Florece varias veces desde el otoño hasta la primavera, a menudo en pleno invierno. A esta floración le siguen frutos de color azul oscuro, brillantes y muy decorativos.

Los arbustos son importantes para dar cuerpo  y estructura a los macizos de flores, vivaces o anuales. Permiten también crear setos libres o podados, con diferentes estilos según las variedades utilizadas. Algunos ejemplares componen bonitos grupos, casi como pequeños bosques. Destacan las variedades con flores, que son muy decorativos y que pueden plantarse de forma aislada ya que destacan por si solos.

 

La plantación de arbustos

La mayoría de los arbustos se venden en maceta, excepto en otoño, que algunos se encuentran con raíz desnuda o en cepellón. Los arbustos pueden plantarse en el jardín en cualquier momento del año, excepto en los periodos de heladas o de grandes calores.

Pon en remojo la maceta en un gran cubo de agua para que el arbusto salga más fácilmente. Si las raíces salen por los agujeros de drenaje, corta la maceta con una tijera de podar. Cava un agujero de al menos 60 cm de profundidad y de 80 cm de diámetro. Retira las raíces y las piedras. Acomoda el fondo y las paredes con la pala. Saca el arbusto de la maceta, rompe el cepellón con una binadora de puntas o una azada, para separarlo si las raíces se han enredado. Coloca el arbusto en el centro del agujero, después rellena con la tierra previamente enriquecida con abono orgánico. Compacta alrededor, haz una hondonada en torno al tronco para favorecer el riego y riega abundantemente (al menos 10 litros)

 

La poda de los arbustos

Todos los arbustos, sean de flor o de follaje decorativo, merecen ser podados. La poda estimula la formación de nuevas ramas, así como la floración. Los arbustos con floración primaveral precoz como la forsythia, los membrilleros del japón… se podan después de la floración. Deben cortarse  dos tercios de las ramas marchitas. Los tallos más viejos deben cortarse cada cinco años más o menos. Los arbustos de floración estival y otoñal: pódalos preferiblemente a finales del invierno o a principios de primavera. Según las variedades, corta solo un tercio de las ramas (Althea) o corta las ramas desde abajo (Lavatera, Caryopteris). La mayoría de los arbustos precisan aportes de abono a pie de tronco durante el otoño y la primavera.


En verano es aconsejable cubrir el pie con corteza de pino o con restos de césped para preservar el frescor. Los arbustos de tierra ácida: rododendros, azaleas, camelias, magnolias y en menor grado las hortensias prefieren un suelo ácido, si no es el caso de tu suelo, plántalos en zanjas o macizos rellenos de esta tierra especial.

COMPARTIR
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

DEJA UN COMENTARIO

Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador

Uso de cookies

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros que nos permiten obtener información de los usuarios. Si desea más información, pulse aquí.

Botón de cierre