BLOG DE JARDILAND

TU ESPACIO DE INFORMACIÓN, IDEAS Y CONSEJOS SOBRE LA JARDINERÍA, ANIMALES, DECORACIÓN Y ¡MUCHO MÁS!

PROTEGER A MI PERRO DEL CALOR

 ¿Mi perro sufre el calor?

 Sí, ¡al igual que tú! Tu perro puede ser sensible al calor. Algunos más que otros. Este es el caso de los perros braquicéfalos, es decir, los de la cara aplanada. Pero también los perros obesos, ancianos, enfermos y aquellos que sufren de problemas cardíacos o respiratorios, y los que están convalecientes. Recuerda que los perros jóvenes también pueden ser sensibles al calor debido a que su sistema termorregulador no es muy eficiente.

 

¿Cuáles son los riesgos para mi perro cuando hace calor?

 

El principal riesgo para tu perro es que sufra un "golpe de calor". Las consecuencias pueden ser graves, con daños irreversibles o incluso con muerte celular. Es por esto que hay tratar de evitarlo. Tu perro, a diferencia de ti, transpira muy poco aunque haga calor. No lo hace por la piel, sino por las almohadillas de sus patas, principalmente. Cuando ya no es capaz de regular su temperatura y su sistema termorregulador se satura, es cuando presenta este problema dramático de salud.

¿Cuáles son las señales que me deben alertar?

 

Uno de los primeros signos de que su perro está sufriendo de calor y que debe alertarte, es cuando comienza a jadear. Su frecuencia respiratoria aumenta, y su temperatura corporal puede estar por encima de 40,5 ° C. Deshidratación, salivación, membranas mucosas congestionadas, una reducción o pérdida de la conciencia, son otros síntomas asociados con el golpe de calor que deben hacerte reaccionar. Estos también pueden ir acompañados de complicaciones tales como diarrea, vómitos con más o menos sangrado, sangrado espontáneo, convulsiones...

 

Si sufre un golpe de calor, ¿cómo debo actuar?

 

Si sufre de golpe de calor es necesario llevar al perro al veterinario, se trata de una emergencia. Es necesario hospitalizarlo. En primer lugar y mientras se espera la llegada del veterinario sitúa a tu perro, poco a poco, en un espacio con sombra - cerca de un ventilador, si no le asusta el ruido y ves mojando poco a poco su cuerpo. Después, puedes sumergir completamente a tu perro en el agua. También puedes utilizar cubitos de hielo colocándolos alrededor del cuello, las axilas y los muslos internos. Estas medidas de enfriamiento deben aplicarse tan pronto como sea posible, con el objetivo de llevar la temperatura corporal de tu perro a valores normales: 39-39,5 ° C.

 

A nivel general, ¿En qué debo pensar para mi perro cuando hace calor?

Nunca dejes a tu perro en el coche cuando hace calor. Incluso si se encuentra aparcado a la sombra. E incluso por una muy corta que sea la parada. Un día nublado puede dar lugar a un gran sol. Evita que tu perro haga  esfuerzos prolongados o violentos cuando hace mucho calor. Pasea con él  durante las horas más frescas del día. El resto del tiempo, asegúrate de que esté en un lugar fresco, comprueba que se hidrata  adecuadamente. Si es necesario, puedes mojarlo regularmente para refrescarlo. En  nuestras tiendas encontrarás muchos accesorios para proteger a tu perro del calor: cuencos de agua portátiles, nebulizadores, refrescantes colchonetas, pequeños ventiladores adaptables a su jaula o trasportín... muy útiles sobre todo cuando se viaja con él.

COMPARTIR
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

DEJA UN COMENTARIO

Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador

Uso de cookies

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros que nos permiten obtener información de los usuarios. Si desea más información, pulse aquí.

Botón de cierre