BLOG DE JARDILAND

TU ESPACIO DE INFORMACIÓN, IDEAS Y CONSEJOS SOBRE LA JARDINERÍA, ANIMALES, DECORACIÓN Y ¡MUCHO MÁS!

LAS 10 REGLAS DE ORO PARA EDUCAR Y ENTRENAR A TU PERRO

Un perro bien educado y bien entrenado es un perro con el que es más fácil vivir, y con el que disfrutarás forjando lazos emocionales reales. Si bien entrenar al cachorro siempre es más fácil, es posible entrenar a un perro adulto con mucha paciencia y cuidado. El entrenamiento positivo implica diferentes ejercicios, pero también y sobre todo, un entorno de vida coherente que le permite ser más receptivo al aprendizaje.

Regla 1: un espacio propio

Tu perro necesita un espacio para él solo, dónde pueda descansar, aislarse o, a veces, incluso ponerse de mal humor. Para un perro que vive afuera, esta será su caseta. Para el interior, una canasta, una alfombra, un cojín o cualquier otro nido acogedor adaptado a su tamaño.

Cuando el perro entra en su canasta, no debes acariciarlo ni recostarte cerca de él. Debe ser capaz de hacer de este lugar su refugio. Un punto importante para explicar a los niños que tienden a molestar a los perros en reposo.

Este elemento es esencial para el buen equilibrio del perro y, por lo tanto, para su comportamiento en general.


Regla 2: adopta ritmos regulares

A los perros no les gusta cambiar sus hábitos. Esto los perturba y puede crear ansiedad real en los caninos más inteligentes.

Por lo tanto, es importante respetar los ritmos regulares para:

- Comida: al mismo tiempo y en el mismo lugar.

- Dormir: incluso si tu perro tiene su propio espacio, a menudo estará en la sala de estar. Trata de mantener horas tranquilas para él, para que pueda dormir lo suficiente.

- La caminata: cambiar el lugar de la caminata no es un problema, al contrario. Pero cambiar el tiempo de caminata todos los días puede hacer que tu mascota sea un poco insostenible en ciertos momentos del día.



Regla 3: enseña los comandos básicos a tu perros

Es posible que no quieras entrenar a tu perro para que obedezca el dedo y el ojo, pero sin embargo, es necesario establecer algunas órdenes básicas que te serán muy útiles a diario. Estas órdenes deben inculcarse en el perro a través de las palabras que hayas elegido, pero siempre deben ser las mismas ("al pie", "acostado" ...):

- El recordatorio: esencial para traer de vuelta a tu perro cuando lo sueltas a pasear o incluso en casa si está haciendo algo mal.

- Sentado: para mantener la calma del perro y que espere cuando estás conversando con alguien o esperando el paso de peatones.

- Acostado: para una parada más larga, o incluso una comida con amigos donde el perro debe encontrar una posición cómoda de parada.

- La parada: para que el perro pare inmediatamente lo que está haciendo.



Regla 4: Sé regular en el aprendizaje

Para entrenar a tu perro, debes enseñarle al menos algunas órdenes básicas. Pero también se pueden dar órdenes más complicadas, o incluso trucos, para estimular la mente.

El aspecto regular y diario del aprendizaje es la clave del éxito. El conocimiento se pierde muy rápidamente después de unos días sin una sesión educativa.

Unos pocos minutos al día a través de un taller divertido es suficiente para mantener un cierto nivel de atención del perro hacia su dueño.


Regla 5: recompensa al perro

El aprendizaje exitoso requiere una recompensa. Puedes elegir:

- caricias;

- tiempo de juego;

- darle chucherías (para disminuir el tiempo).

A través de estos gestos, el perro se da cuenta del aspecto positivo de su obediencia.


Regla 6: cómo castigar a tu perro de manera efectiva

Puede ser necesario castigar a tu perro para que se dé cuenta de su error. El "tapping" y otras formas de violencia son inútiles y solo refuerzan su estrés y, por lo tanto, su falta de autocontrol.

El castigo más efectivo es la ignorancia. Tu perro te ha desobedecido, así que ignóralo y sigue con tus asuntos.

Para los casos más más graves, unos minutos de aislamiento en una habitación separada también pueden ser efectivos.


Regla 7: una caminata diaria

La caminata es un momento esencial para tu perro. Incluso si tienes un gran jardín, tu perro necesita salir para ver el mundo exterior.

Una caminata debe durar más y más a medida que el perro crece. Un buen ritmo es respetar una proporción de 5 minutos de caminata por mes de vida.

Por ejemplo, un cachorro de 6 meses estará satisfecho con una caminata de 30 minutos, pero un perro de un año necesitará una buena hora de liberación.

En la edad adulta, un perro necesita un promedio de 1,5 horas de caminata diaria (según la raza).


Regla 8: Tómate el tiempo para jugar con tu perro

Jugar es una actividad privilegiada para construir una relación real con tu perro. Estos son momentos en los que puedes reforzar las órdenes básicas, ya que tu compañero de cuatro patas te prestará toda su atención.

Sin embargo, ten cuidado de no hacerle correr durante una hora detrás de una pelota a riesgo de hacerlo alcanzar un punto de excitación del que le resultará difícil descender. En general, de 10 a 15 minutos lanzando una pelota por día es suficiente.

También puedes organizar actividades estimulantes como encontrar golosinas, por ejemplo, o hacer que entrene la agilidad, la obediencia rítmica, baile de perros o canicross.


Regla 9: socializa al perro

El perro es un animal sociable. Necesita conocer a sus compañeros. Brindar momentos de socialización es esencial para su buen equilibrio y, por lo tanto, para establecer una educación positiva.

Intenta conocer a otras personas para organizar caminatas conjuntas. Para los cachorros, las escuelas de cachorros permiten el acceso a un espacio cercado donde pueden socializar con otros perros.


Regla 10: controla la salud de tu perro

Un animal sano es un animal más receptivo.

Vacunas, cuidado de todo tipo, monitoreo de peso y crecimiento, debes hacer que tu perro tenga un seguimiento veterinario desde sus primeros meses.

En casa, cepilla a tu perro regularmente y siéntalo a para ver si hay lesiones recientes. Finalmente, piensa en desparasitantes y antiparasitarios, ¡esenciales para la buena salud de tu compañero!



COMPARTIR
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

DEJA UN COMENTARIO

Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador

Uso de cookies

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros que nos permiten obtener información de los usuarios. Si desea más información, pulse aquí.

Botón de cierre