BLOG DE JARDILAND

TU ESPACIO DE INFORMACIÓN, IDEAS Y CONSEJOS SOBRE LA JARDINERÍA, ANIMALES, DECORACIÓN Y ¡MUCHO MÁS!

Conejos enanos: razas, carácter, alimentación

Uno de los animales de compañía más queridos, después de los perros y los gatos. Hay que decir que esta pequeña bola de pelo tiene cualidades innegables para ser una agradable mascota. Por un lado, es muy bonito y agradable de ver, y por otro, su carácter sociable y juguetón gustará tanto a niños como a adultos. Es un animal que se puede domesticar fácilmente. Descubramos juntos las principales características del conejo enano: razas, alimentación, salud.


 

 Presentación del conejo enano

En contra de la creencia popular, el conejo no es un roedor. Al igual que su prima la liebre, pertenece al orden de los lagomorfos. En concreto, el conejo enano es descendiente del conejo europeo y procede de pequeñas granjas de conejos de la raza armiño. Fue en 1910 cuando se reconoció oficialmente esta raza de pequeños conejos blancos. El primer conejo enano reconocido como tal data de 1940.

Es sobre todo una mascota muy popular entre los niños


Características físicas

De adulto, un conejo enano pesa entre 800 y 1250 g, y puede llegar a pesar 1,5 kg e incluso 1,7 kg según la raza (por ejemplo, el carnero). Su altura es de unos 20 centímetros, 21 como máximo.

Además del tamaño y el peso, las razas enanas presentan otras características morfológicas. Estos pequeños conejos tienen la cabeza y el cuerpo más redondos, y las patas y las orejas más cortas que otros conejos. Las orejas de los conejos enanos miden de media entre 5 y 5,5 centímetros, y como máximo 6 centímetros.



Las diferentes razas

Oficialmente la Asociación Española de Criadores de Conejos Enanos reconoce unas 13 razas de conejos enanos.

El conejo armiño o polaco tiene el pelaje blanco y las orejas muy cortas y rectas. Existen varias variedades de conejos de armiño.

El conejo enano de color: procedente de la raza del armiño, presenta numerosas variantes de pelaje (liso, multicolor...) y colores (blanco, negro, gris, marrón, crema...).

El conejo carnero enano es un cruce entre un conejo carnero y un conejo enano. Su peso es un poco mayor que el de las otras razas enanas, de 1,4 a 1,7 kg. La raza tiene muchas variedades de color y mantiene la característica de los conejos carneros, es decir, las famosas orejas caídas.

El conejo de angora enano destaca por su pelo largo y puede encontrarse en muchos colores. Su peso se sitúa en la franja superior de las razas enanas.

Otra raza que no está reconocida oficialmente, pero que se encuentra con frecuencia, es el conejo enano cabeza de león. Se llama así por el largo pelo que rodea su cabeza, que puede parecerse a la melena de un león.




¿Cuál es el carácter del conejo enano?

Este animalito, que es a la vez amable, vivaz e inteligente, se deja domesticar fácilmente. Mimoso, le encanta que le acaricien y le hagan compañía. También es juguetón y necesita hacer ejercicio.

Es sociable con otros perros y vive fácilmente en pareja. Del mismo modo, dos hembras se llevan bien si han crecido juntas. Por otro lado, los machos sólo se toleran durante los primeros meses... Es preferible tener a los machos castrados, ya que de lo contrario tenderán a estar más excitados que las hembras y dejarán su orina en otros lugares que no sean su caja de arena...

Con otros animales: se llevan bastante bien con las cobayas e incluso pueden convivir en la misma jaula, sobre todo si se han criado juntos. Es mejor mantener a los perros y a los gatos lo más lejos posible: podrían ser una causa de estrés para el conejo si están cerca de la jaula. También debes asegurarte de que, cuando saques a tu conejo de la jaula, no haya otros animales en la misma habitación.


Su comportamiento con los niños

Como con cualquier mascota, la llegada de un conejo enano a un hogar debe ser el deseo de toda la familia y no sólo de un niño. De todos modos, este último no podrá ocuparse de ella por sí solo.

También debes explicarle a tu hijo que el animal no es un peluche y que no se puede manipular en todas las direcciones, por ejemplo, está prohibido cogerlo por las orejas porque podría causarle dolor.

Aparte de eso, la bola de pelo será una compañía muy adecuada para un niño, ya que no rehuirá las caricias y buscará jugar.



Manipular al conejo enano

El recién llegado necesita tiempo para orientarse. Al cabo de unas horas, olfateará, mordisqueará y se acicalará. Durante los días siguientes, tómalo en tu regazo de vez en cuando y háblale suavemente para que se acostumbre a tu olor y a tu voz. Pronto te ganarás su confianza.

Cómo manipularlo: para levantarlo, cójalo por la piel de la espalda, por detrás de los omóplatos, apoyando el trasero con la otra mano. Nunca por las orejas, le harías daño. Para llevarlo, tómalo de un brazo, inmovilizado contra tu pecho y pon la otra mano en su cuello. Evita cogerlo por debajo, ya que puede arañarte si se resiste.




Hábitos del conejo enanos

El conejo enano pasará parte de su tiempo dentro de su jaula. Pero para satisfacer sus necesidades de ejercicio, déjalo vagar por la casa con mucha regularidad, siempre bajo supervisión.

Se recomiendan dos salidas diarias de 20 a 30 minutos. Le gusta jugar cavando, saltando, escondiéndose o atravesando túneles...

También puedes dejarle salir a un jardín, pero en un recinto cerrado o en un parque.

Es un animal sociable que se mostrará activo en tu presencia. No lo molestes cuando esté durmiendo, pero sácalo y juega con él cuando esté despierto. Incluso puedes señalar su deseo de salir al exterior royendo y sacudiendo los barrotes de su jaula.


Además de la actividad física, un día típico incluirá siestas, alimentación e higiene: se limpiará lamiendo y dando zarpazos. Deja el heno a su disposición en todo momento, ya que pasará una buena parte de su tiempo comiéndolo. Durante el día, sobre todo si estás fuera, dormirá varias horas y estará más activo por la noche.

Por otro lado, el conejito es limpio y rápidamente adquirirá el hábito de hacer sus necesidades en el mismo lugar (lo que facilitará la limpieza de la jaula). Por lo tanto, puedes apartar una caja de arena en una esquina de la jaula, pero no te olvides de forrar el suelo con ella.





Esperanza de vida del conejo enano

La esperanza de vida de un conejo enano es de 5 a 7 años, pero puede llegar a ser de 8 o incluso 10 años dependiendo de sus condiciones de vida y si no tiene problemas de salud.

Es importante ser consciente de esta esperanza de vida a la hora de decidir la adopción de este animal, sobre todo con niños.

En efecto, estos últimos pueden tener a veces tendencia a perder el interés por ella a medida que crecen... o, por el contrario, seguir apegados a ella incluso con los años, en cuyo caso habrá que prepararlos para la proximidad de una partida.



¿Qué come un conejo enano?

El conejo enano es un herbívoro puro, por lo que su dieta se compone de fibras. Se calcula que un conejo debe recibir entre 20 y 50 gramos de comida al día. Esto también puede depender de su actividad física y del número de veces que salga de su jaula cada día. Entre los alimentos indispensables para él, el heno es imprescindible, y se le puede dar todo lo que quiera.

Como complemento y a diario, son perfectamente adecuados los pellets o los alimentos completos que se venden en las tiendas, como los pellets para los conejos jóvenes o una comida orgánica completa para los adultos.

Elige aquellos en los que las plantas y las verduras desempeñen un papel importante. Además, el pequeño mamífero también come verduras, por lo que debe poder comerlas todos los días. Puede tratarse de hinojo, apio, escarola y plantas aromáticas (no hojas de laurel, no lechuga, y perejil con moderación). Las zanahorias y sus partes superiores son, por supuesto, muy populares entre los conejos, pero no deben ser el alimento principal.

Consejo Jardiland: Es fundamental proporcionarle una dieta variada y equilibrada, que incluya alimentos que le permitan roer y desgastar sus dientes.





Hábitat, entorno del conejo enano

Si el conejo enano pasa parte de su tiempo en su jaula, también necesita salir al exterior para hacer ejercicio. Debes asegurarte de que tu conejo está en una habitación segura, tanto para él como para tu casa. Esconde todo lo que pueda hincarle el diente (cables, alambres...) y, si tienes otros animales, no los pongas en la misma habitación cuando salga.


La jaula

Se recomiendan dos tipos de jaulas: una jaula con barrotes y una conejera. Sea cual sea el tipo que elijas, debe ser lo suficientemente grande como para acomodar todas las necesidades de tu mascota. Debes poder colocar todos los accesorios (refugios, juegos, caja de arena) y el conejo debe poder moverse un poco y tumbarse a dormir.

La jaula con barrotes es el modelo más común. Puedes elegir una jaula de un solo nivel o una jaula de varios niveles. En el primer caso, las dimensiones mínimas recomendadas son 100 x 50 centímetros.



También hay que asegurarse de que la altura es razonable, para que el animal no se golpee la cabeza si quiere saltar... También hay jaulas que ofrecen al animal el espacio que necesita para su bienestar. También es ideal si tienes varios animales. Cuanto más grande sea la jaula, más animales tendrás. Además, las jaulas dobles (con suelo) aumentan el espacio vital del conejo, pero no ocupan más espacio en la casa.


El lecho

La elección del lecho no debe descuidarse y debe ser de buena calidad: no polvoriento, lo más absorbente posible, suave para las patas. Un lecho de cáñamo, cáñamo y lino o mazorca de maíz es adecuado para los pequeños mamíferos. Debe colocarse en una capa gruesa en el fondo de la caja de arena, ya que a los conejos les gusta cavar. El conejo se acostumbrará a hacer sus necesidades en el mismo lugar, por lo que puedes colocar una bandeja sanitaria (además de la arena del suelo), lo que facilitará la limpieza.



Mantenimiento y salud del conejo enano

Unas condiciones de vida óptimas (jaula grande, lecho de calidad, salidas diarias) y, sobre todo, una alimentación equilibrada favorecerá la buena salud del conejo enano y su longevidad. También debes limpiar la jaula y sus componentes con la mayor regularidad posible para garantizar una higiene perfecta (una o dos veces por semana).

A pesar de toda la atención que le prestas a tu amigo de cuatro patas, pueden aparecer enfermedades. En caso de duda o si notas un cambio en su comportamiento o apariencia, contacta rápidamente con tu veterinario.


¿Parece enfermo?

Un comportamiento inusual puede alertarte. Puede tratarse de diarrea, pérdida de apetito, temblores, pérdida de peso o apatía general. En cuanto notes este tipo de síntomas, ponte en contacto con un veterinario que te dará el diagnóstico adecuado.


Limpieza

No hace falta que laves a tu conejo enano ni que lo bañes, ¡se cuidará solo! Incluso puedes dedicar tiempo a ver cómo se lame o se limpia pasando sus patas por determinadas partes del cuerpo. Por otro lado, si sale al exterior y rasca el suelo, puedes utilizar un champú adecuado para limpiarlo.

Por otro lado, se acostumbrará rápidamente a hacer sus necesidades en el mismo lugar que su caja de arena y no mezclará la zona de "aseo" con sus otras zonas de alimentación y descanso. Así, será fácil retirar la parte sucia de la caja de arena cada día.

Como ves, el conejo enano puede ser el compañero ideal para toda la familia durante muchos años.

----

Para preservar la vida silvestre, el animal que acabas de adquirir no debe ser liberado en la naturaleza

COMPARTIR
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

DEJA UN COMENTARIO

Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros y persistentes para analizar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con las preferencias de los usuarios en base a sus hábitos de navegación. Puedes obtener más información y configurar tus preferencias aquí.

Botón de cierre