BLOG DE JARDILAND

TU ESPACIO DE INFORMACIÓN, IDEAS Y CONSEJOS SOBRE LA JARDINERÍA, ANIMALES, DECORACIÓN Y ¡MUCHO MÁS!

¿Qué variedades de flores sembrar a principios de año?

Enero y febrero son los meses que aprovechamos para clasificar las semillas y comprar aquellas que embellecerán los parterres o las macetas de las próximas temporadas. Al contrario de lo que se pueda pensar, la primavera y el comienzo del verano no son las únicas épocas del año en las que se puede practicar la siembra de flores. De hecho, algunas flores requieren varios meses entre la siembra y la floración, mientras que otras aprecian la alternancia de heladas y deshielos invernales que ayudan a la germinación de las semillas y promueven el desarrollo de plantas robustas y saludables.




Semillas de flores para sembrar en interior en invierno

Algunas anuales de ciclo largo, a menudo originarias de climas cálidos, necesitan germinar templadas entre 19 y 25°C, en la casa o en el invernadero. Requieren una ubicación muy luminosa para que las plántulas jóvenes se mantengan fuertes en lugar de estirarse en busca de luz.

A medida que crezcan, necesitarás "endurecerlos" sacándolos gradualmente al aire libre en los días templados al final del invierno.

Nuestros favoritos para sembrar en interiores:

  • el pelargonium o geranio zonal, estrella de los balcones;
  • la petunia, reina de los macizos de flores y las suspensiones;
  • impatiens, a gusto tanto en jardineras como en el suelo;




Flores para sembrar en exterior de diciembre a febrero

Muchas plantas perennes, pero también algunas anuales muy resistentes, aprecian los rigores del invierno. Las variaciones de temperatura les ayudan a germinar al menor deshielo y a desarrollar un fuerte enraizamiento y vegetación. La siembra de invierno, realizada de diciembre a febrero, permite adelantar varias semanas la floración de las anuales y obtener perennes que a menudo florecen en el año de la siembra. Estas flores sembradas en invierno tienen la ventaja sobre las siembras de primavera al no tener que sufrir como plántulas por el calor o la sequía de principios de verano.


Puedes optar por sembrar las semillas directamente en el lugar deseado, en hileras en la huerta o bajo un marco o en un pequeño invernadero. Este último, en el balcón o en la terraza, te permitirá controlar las plántulas a diario. Ofrece la ventaja de limitar el efecto del frío mientras que ayuda a preservar las semillas y las plántulas del apetito de pájaros o caracoles. Asegúrate de ventilar bien los invernaderos cuando los días sean templados y soleados.


Algunas de nuestras plantas resistentes:

  • el pensamiento cuyos variados colores alegrarán macetas, borduras y parterres;
  • la amapola y su prima la amapola soporífera: para sembrar directamente en el lugar, ya que no toleran bien el trasplante;


Entre nuestras plantas perennes favoritas para sembrar a principios de año:

  • La aguileña, con una floración particularmente original
  • o la violeta con flores fragantes que embalsamarán balcones y pasarelas.


Consejo de Jardiland: ten paciencia con ciertas plantas perennes que a veces tardan varios meses en germinar.




Las 10 claves para una siembra de flores exitosa

 1 – Siembra semillas que hayan sido almacenadas en buenas condiciones (frescas y secas). Comprueba la fecha de caducidad en el sobre.

2 – Mezcla las semillas más finas con arena para evitar una siembra demasiado espesa. Remoja las semillas más grandes durante la noche para facilitar la germinación.

3 – Si siembras en macetas o terrinas, utiliza tierra nueva para plántulas, libre de hongos y bacterias y patógenos que destruyen rápidamente las plántulas jóvenes. Si no tienea un abono para plántulas, haz tu propio sustrato mezclando una buena tierra para macetas con una cuarta parte de arena o perlita para mejorar el drenaje.

4 – Utiliza recipientes limpios e imperativamente perforados con orificios de drenaje, porque las plántulas jóvenes temen más que nada al exceso de humedad.

5 – Humedecer el sustrato antes de sembrar. Cubre las semillas con tierra para macetas, respetando las necesidades de cada variedad de flores. Algunas no necesitan taparse, germinan mejor a la luz. Apisonar y luego rociar ligeramente.

6 – Prever la posibilidad de confinar la terrina. Usar un mini invernadero para plántulas o colocar una placa de vidrio en la bandeja de plántulas. De lo contrario, envolver en una bolsa de plástico transparente. Recuerda ventilar regularmente para evitar el exceso de condensación.

7 – Procurar que la tierra se mantenga siempre fresca sin excesos. Usar una botella de spray o sumergir la terrina en un recipiente con agua (tibia para plántulas de interior).

8 – Unos días o incluso unas semanas después de la germinación, tan pronto como hayan desarrollado dos pares de hojas verdaderas, trasplantar las plántulas jóvenes en macetas individuales. Asegurarse de usar un suelo más rico (tipo suelo para geranios).

9 – Si siembras en el suelo, al voleo o en hileras, hazlo en tierra libre de malezas que haya sido finamente desmenuzada con un rastrillo.

10 – ¡No olvides identificar tu siembra de invierno con etiquetas que indiquen la variedad y la fecha!

COMPARTIR
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

DEJA UN COMENTARIO

Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador