BLOG DE JARDILAND

TU ESPACIO DE INFORMACIÓN, IDEAS Y CONSEJOS SOBRE LA JARDINERÍA, ANIMALES, DECORACIÓN Y ¡MUCHO MÁS!

¿Qué plantar a la sombra de un árbol?

La sombra tiene a menudo un papel discutido en el jardín. Hay quienes la buscan por su benevolencia, por su sensación de acogida en épocas de calor, y quienes la rehúyen por su luminosidad algo sombría y su humedad a veces persistente. Para las plantas, el debate es el mismo. Mientras que algunas plantas se mueren con demasiada sombra, otras encuentran las condiciones ideales para florecer.

Entonces, ¿qué podemos plantar a la sombra de un árbol o a lo largo de un muro? A continuación, un breve resumen de los distintos tipos de sombra y las especies adecuadas.



¿Qué tipo de plantas hay que plantar a la sombra?

Mientras que algunas plantas necesitan absolutamente la luz del sol para florecer, fructificar y crecer, otras encontrarán en la sombra un aliado, un compañero benévolo que les permitirá instalarse y prosperar a lo largo de los años en las mejores condiciones posibles. Pero además de este punto, hay que tener en cuenta el impacto en el suelo de una exposición más o menos sombreada, la humedad o, por el contrario, la sequedad generada.


¿De qué tipo de sombra estamos hablando?

Cuando hablamos en jardinería de sombra, es importante aclarar y matizar, porque no toda la sombra es "igual" a la hora de cultivar y plantar.

Hay una sombra constante, la de una densa maleza, la de los pies de los setos tupidos, la de las gigantescas fachadas orientadas al norte. Esta sombra, además de ser densa y continua, suele ser sinónimo de frescor e incluso de frío y humedad.

Hay sombras ligeras y brillantes, los bordes de los bosques, los límites de los parterres, los muros orientados al oeste o al este, el follaje ligero que dejará pasar la luz y el sol más o menos durante todo el día.

Por último, están las sombras estacionales, las de los árboles y arbustos de hoja caduca, que pierden sus hojas más o menos pronto, dejando que su base se beneficie de la luz y los rayos del sol durante una parte del año.


¿Cómo se eligen las plantas?

Para una sombra constante, debe elegir plantas de sotobosque que aprecien tanto la sombra como la humedad; arbustos de floración invernal que, por definición, no dependen del sol para demostrar su valía; plantas perennes amantes de la sombra y algunos bulbos que alegren la decoración en plena temporada baja. Los bulbos de flor serán una sabia elección sean cuales sean las circunstancias porque su estacionalidad les permitirá adaptarse a la realidad de su entorno de cultivo. Sin embargo, hay que asegurarse de que el drenaje sea impecable (que el suelo no retenga agua), sobre todo en un entorno húmedo.

Si la humedad puede ser, en efecto, un criterio de selección, la resistencia a la sequedad del suelo será igualmente importante, ya que ciertas plantas, plantadas en masa, en una arboleda o en un seto, además de hacer sombra, secarán considerablemente el sustrato.

Por lo tanto, se deben elegir plantas de suelo seco, que no requieran mucha agua, al tiempo que debe asegurarse de que las plantas que se seleccionen sean adecuadas para una exposición de sombra - media sombra.

Por último, debe prestar atención a los deseos de cada planta, a su posible buena relación en términos de vecindad, nutrientes, mantenimiento, etc.

Teniendo en cuenta estos puntos, veamos ahora con más detalle las plantas que hay que elegir para plantar a la sombra de un muro, de un árbol, de un seto, en un suelo seco o muy húmedo, en una posición más o menos sombreada, con más o menos luz...




¿Qué plantas y flores deben plantarse a la sombra de un árbol?

Plantar al pie de un árbol significa tener en cuenta la proyección de sombra pero también el reparto implícito de los nutrientes disponibles. En el caso de una plantación de este tipo, debemos asegurarnos de que ninguno de los dos sufra por la presencia del otro. Un breve resumen de las plantas que se hacen buena compañía.


Follaje gráfico

Hay multitud de estas plantas que son felices en lugares sombreados, o incluso muy sombreados, a menudo en condiciones frescas y húmedas.

Los helechos de exterior ofrecen una infinita selección de follaje, desde el más fino al más exuberante, desde el más brillante al más impenetrable. Prosperan en suelos frescos y ligeros y, como les gustan especialmente los suelos ácidos, se plantan mejor al pie de las coníferas, por ejemplo.

No se pierda las heucheras, sobre todo porque sus fantásticos colores pueden alegrar incluso los rincones más sombríos. También disfrutará de su delicada floración. El brillo de su follaje dependerá de la variedad y de la exposición diaria, pero en general serán más brillantes bajo un árbol con follaje claro.


Si le gusta el ambiente japonés y los paisajes espectaculares, acompañe su heuchera con un arce japonés. Ofrecen magníficas combinaciones.

Se puede plantar a la sombra, en el suelo o en una maceta.

Cerramos esta selección con la hiedra, que ofrece un ambiente de sotobosque fantásticamente natural, al cubrir la sombra de los árboles hasta el punto de apoderarse de sus troncos con su follaje, que puede ser liso o abigarrado, de color verde claro u oscuro, pequeño y delicado o imponente y resistente.


Cubierta de suelo de hoja perenne

Instalar una cubierta vegetal al pie de un árbol tiene muchas ventajas. Aparte del hecho de que algunas cubiertas del suelo requieren sombra para florecer, los árboles también se beneficiarán de su presencia porque estas alfombras florecidas proporcionarán frescura, humedad y una forma de equilibrio. Formarán un mantillo muy útil tanto para su compañero como para el jardinero, que se verá así liberado de la tarea de desherbar.

Deben elegirse plantas que toleren o incluso gusten de la sombra seca y que no sufran la competencia desleal de los árboles ávidos de agua. Y en realidad hay bastantes en este caso...

Saxifraga, un pequeño musgo florido para jardines de rocas.

El nomeolvides caucásico, que tiene delicadas flores de color azul brillante sobre sus hojas en forma de corazón.

La Vinca minor que cubrirá la zona con un hermoso colchón verde brillante salpicado de flores azul bígaro durante varios meses, más numerosas en sombra ligera que en sombra densa.

Por último, entre los numerosos geranios, encontrará variedades de hoja perenne, en macizos compactos o en forma de alfombra, que ofrecerán graciosas flores blancas, rosas, malvas o azules durante muchos meses.



Bulbos en flor

Los bulbos de floración temprana son una opción perfecta para vestir la base de un árbol. Aportarán luz y alegría sin sufrir la sombra y la pérdida de humedad y nutrientes que un árbol codicioso podría provocar en otras estaciones.

Elija los bulbos de floración temprana de primavera, como las campanillas de nieve, los acónitos de invierno o los eranthis, los primeros narcisos o los azafranes, que empezarán a mostrar sus pétalos en febrero. Un poco más tarde, disfrutará de la vista de las anémonas de madera y los jacintos de madera.

Para los árboles de hoja perenne con sombra densa, elija un ciclamen de Nápoles, que florecerá a finales del verano y hasta el otoño y será perfectamente feliz en esta estaciónn. Al final de la temporada, recurra a otros bulbos otoñales, el colchicum, un crocus de otoño o una sternbergia, a menudo llamada crocus amarillo.


¿Y qué plantar a lo largo de un muro?


Florecer la base de un muro significa tomar varias decisiones. Ocultar una estructura antiestética o, por el contrario, jugar con un material noble y elegante, un muro de piedra natural, un bonito revestimiento de madera. Significa aprovechar la sombra que ofrece, durante más o menos tiempo del día según su exposición, aprovechar el refugio que proporciona en zonas ventosas o con heladas, y disfrutar del calor que a veces desprende.

La exposición será un factor determinante en la elección de las plantas, ya que determinará la naturaleza de la sombra, su densidad y amplitud, pero también la posible presencia de luz solar.

Así, al pie de un muro orientado hacia el sur y que, por tanto, se beneficia de poca sombra y mucho calor directo y restituido, instalará plantas de clima suave, especies mediterráneas y exóticas, aromáticas a pleno sol y suculentas.

Al pie de un muro orientado al oeste, sólo habrá sombra por la mañana, por lo que podrá instalar plantas que requieran una buena dosis de sol y no teman el calor; éste será el caso, por ejemplo, de la mayoría de los bulbos de verano.

Las plantas de sombra pueden plantarse en las paredes orientadas al este y, más aún, en las orientadas al norte. En el primer caso, algunas hierbas y pequeños árboles frutales agradecerán el sol de la mañana, pero apreciarán mucho estar a la sombra a ciertas horas, especialmente en las regiones más cálidas. Otras plantas agradecerán no sólo la sombra, sino también la humedad que suele haber en esas exposiciones.

Por último, el norte será el territorio de las plantas de sotobosque y de la mayoría de las plantas de brezal. Aquí encontrará hortensias, helechos, hiedras, brezos, rododendros, azaleas, camelias, etc.

COMPARTIR
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

DEJA UN COMENTARIO

Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador

Uso de cookies

Utilizamos cookies de terceros y persistentes para analizar nuestros servicios y mostrar publicidad relacionada con las preferencias de los usuarios en base a sus hábitos de navegación. Puedes obtener más información y configurar tus preferencias aquí.

Botón de cierre