BLOG DE JARDILAND

TU ESPACIO DE INFORMACIÓN, IDEAS Y CONSEJOS SOBRE LA JARDINERÍA, ANIMALES, DECORACIÓN Y ¡MUCHO MÁS!


¡Bienvenidos, amantes de las plantas! Hoy os queremos explicar cómo cuidar una cala, una planta acuática tan hermosa como misteriosa, también conocida cómo lirio de agua. Esta planta es una opción ideal para quienes buscan cultivar flores exóticas y hermosas en su hogar o jardín, pero como cualquier planta, requiere cuidados específicos para mantenerla saludable y floreciente.

En este artículo, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre cómo cuidar las calas en maceta de manera adecuada, desde el riego hasta el trasplante.

Así que, si quieres convertirte en un experto en el cuidado de esta planta y disfrutar de sus hermosas flores durante todo el año ¡Comencemos!

¿Qué tipo de planta es una cala y cuántas existen?

¡Hora de conocer a la estrella del espectáculo: ¡la cala o lirio de agua! Esta planta acuática es originaria de zonas tropicales y subtropicales de América, Asia y África, y es conocida por sus hojas verdes y brillantes, así como por sus hermosas flores en forma de embudo que pueden ser blancas, rosadas, amarillas o rojas.

En cuanto a la cantidad de especies que existen, ¡ponte cómodo porque te tenemos una sorpresa! Se han identificado alrededor de 30 especies de calas. Algunas de las más comunes incluyen la cala común, la cala amarilla, la cala negra, la cala de cebra, la cala rosa, y la cala dorada, cada una con sus propias características y colores únicos. Pero no te preocupes, aunque cada especie puede tener necesidades específicas, los cuidados básicos para mantener saludable tu cala serán los mismos.

Ahora que ya conoces un poco más sobre estas maravillosas plantas, prepárate para descubrir cómo cuidarlas adecuadamente y convertirte en un experto en el cultivo de calas. ¡Vamos a ello!

¿Cómo cuidar una cala o lirio de agua?

¡Hora de ponernos manos a la obra y aprender cómo cuidar una cala o lirio de agua!

¿Cuánto sol necesita una cala?

¿Sabías que estas plantas disfrutan del sol tanto como nosotros disfrutamos de la playa en verano? Pero cuidado, no te emociones demasiado y dejes tu cala bajo el sol todo el día. Una exposición excesiva puede quemar sus hojas.

Entonces, ¿cuánto sol necesita una cala? Como la mayoría de las plantas de interior, la cala necesita luz indirecta y no luz solar directa. Colócala en una ventana o en una habitación bien iluminada. Si vives en un lugar muy soleado, puedes cubrir la ventana con una cortina transparente para reducir la intensidad del sol.

¿Cuántas veces hay que regar la cala?

¡A menos que quieras que tus calas se conviertan en un lirio marchito, debes prestar atención a su riego! Las calas son como la mayoría de nosotros, necesitan una cantidad adecuada de agua para prosperar. Por lo general, debes regarlas al menos una vez a la semana, pero el riego puede variar según la temporada y el clima. En verano, cuando hace calor, puede ser necesario regarlas dos veces por semana, mientras que en invierno, cuando hace frío, pueden sobrevivir con un riego semanal.

Recuerda que la humedad es importante para ellas, así que no dejes que la tierra se seque por completo antes de volver a regar. Tampoco las riegues en exceso, ya que esto puede provocar la aparición de hongos y enfermedades. ¡Mantén un equilibrio adecuado y tus calas te lo agradecerán con hermosas flores!

Finalmente, recuerda fertilizar tus calas una vez al mes con un abono líquido específico para plantas acuáticas. ¡Así tus calas crecerán sanas y felices!

¿Cómo trasplantar una cala o lirio de agua?

¡Hora de cambiar de casa para nuestras queridas calas! Pero, ¿cómo trasplantar una cala sin que sufra mucho en el proceso? ¡Es muy fácil!

Primero, elige una maceta lo suficientemente grande como para que la raíz de la cala tenga espacio para crecer. Si ya tienes una maceta y deseas cambiarla a otra, asegúrate de limpiarla bien antes de usarla.

Luego, retira con cuidado la cala de su maceta actual. Coge la planta por la base y sácala con suavidad, tratando de no dañar las raíces.

Es recomendable podar las hojas y raíces dañadas antes de trasplantar para fomentar un crecimiento más saludable. Si las raíces están enredadas, antes de ponerlas en la nueva maceta puedes cortarlas con cuidado para favorecer la ramificación en el trasplante.

Colócala en la nueva maceta y asegúrate de cubrir las raíces con tierra de buena calidad y humedad. Luego, riega la planta para que se adapte a su nuevo hogar.

Si deseas ver un paso a paso de cómo hacerlo, nuestro experto ha preparado un vídeo que te enseñará todo lo que necesitas saber. ¡Trasplantar calas nunca fue tan fácil!

En Jardiland, te ofrecemos nuestra experiencia y conocimientos para el cuidado de tus plantas

¡Recuerda que cuidar tus calas o lirios de agua no tiene por qué ser complicado! Con estos consejos, podrás cuidarlas como un profesional y disfrutar de sus hermosas flores durante mucho tiempo. Visita nuestras tiendas de Jardiland España, donde encontrarás todo lo que necesitas para mantener tus plantas felices y saludables. ¡No esperes más para tener un jardín espectacular!

COMPARTIR
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

DEJA UN COMENTARIO

Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador