BLOG DE JARDILAND

TU ESPACIO DE INFORMACIÓN, IDEAS Y CONSEJOS SOBRE LA JARDINERÍA, ANIMALES, DECORACIÓN Y ¡MUCHO MÁS!


20 plantas de exterior en maceta a prueba de bombas

¿Qué cualidades esperamos de las plantas de exterior? Una buena rusticidad, buena resistencia a la sequía, a las olas de calor, a temperaturas de hasta -15°C y a las variaciones climáticas. Por supuesto también, cierta insensibilidad a las enfermedades, los parásitos y la contaminación. Tolerancia a casi todas las exposiciones y a casi todos los tipos de suelo. Y si, además, requieren poco mantenimiento y se pueden cultivar en maceta... ¡mejor que mejor!

Aquí os dejamos nuestra selección (no exhaustiva) de ¡20 plantas indestructibles de exterior en maceta!



Suculentas que aguantan los golpes de calor

Además de su propensión común a resistir la falta de agua y su capacidad para vivir sin pedir nada (o casi), algunas plantas pertenecientes a esta vasta y prestigiosa familia tienen todas las ventajas de ser más o menos despreocupadas por el suelo, la exposición o el clima. Su único enemigo es el agua estancada, que se filtra hasta sus pies y se instala allí permanentemente. Nada que no pueda solucionarse con una maceta perforada de un material poroso como la terracota o la piedra, una tierra ligera para macetas mezclada con arena sobre una capa drenante de grava o bolas de arcilla, un riego (muy) moderado y el vaciado sistemático de cualquier platillo.



Nuestra selección de suculentas cultivadas en maceta que durarán toda la vida

Los Sempervivum, cuyo montón de hojas carnosas en rosetas los hace parecer deliciosas alcachofas. Vienen en todo tipo de verdes, pero también en rosa, granate o púrpura y ofrecen flores amarillas, naranjas, rosas o rojas en forma de estrella.

Son plantas perennes que prefieren el pleno sol, pero también pueden plantarse a la sombra. Son resistentes a la sequía y pueden soportar temperaturas de -29°C. Crecen en todas partes en casi nada...

Los Sedum cuya estética puedes elegir según tu gusto. ¡Y la elección es amplia! Hojas rastreras o erguidas, aplanadas o cilíndricas, alternas o entrelazadas, doradas, verde suave, gris azulado, granate... a veces todo ello en las diferentes estaciones. La floración de finales de verano, blanca, amarilla, rosa más o menos intensa, es siempre generosa, siempre nectarífera.


La mayoría de los Sedum son de hoja perenne y se comportan igual de bien ante las olas de calor que ante el frío extremo (resisten hasta -15°C o incluso -20°C según la variedad). Prefieren el pleno sol, pero pueden crecer en temperaturas bajas o altas sin problemas.

Para las macetas monumentales, elige entre las numerosas variedades de agaves resistentes. Agave havardiana (-23°C), neomexicana (-22°C), ovatifolia y montana (-20°C), huachucensis (-18°C) o la stricta enana 'Nana' (-15°C)... ¡todas ellas ofrecerán una silueta con carácter, a menudo aterradoramente espinosa, en tonos verdes inconfundibles!

El secreto de su longevidad es el drenaje y la falta de humedad fría en el pie (coloca tus macetas en un lugar protegido de la lluvia y de las heladas). Aparte de eso, ¡nada les asustará!




Aromáticas perennes y súper resistentes

Todas las plantas aromáticas tienen fama de ser resistentes y bastante fáciles de cuidar. Pero algunas de ellas tienen mucho a su favor: resistentes al frío, al calor y a la sequía, fragantes, melíferas, de hoja perenne y bonitas, bonitas, bonitas... Aquí te dejamos las plantas aromáticas para cultivar en macetas en el exterior, especialmente indestructibles...


Nuestra selección de plantas aromáticas de hoja perenne

Tanto si eliges tomillo común, silvestre o limonero, el tomillo (Thymus) crecerá de forma constante, persistente y generoso en cualquier maceta que elijas. Si se deja que se arrastre y caiga en cascada desde una hermosa pila de piedra o se corta en forma de bola como un topiario en una gran maceta de terracota, difundirá su delicioso perfume y se cubrirá con una deliciosa y generosa floración primaveral. Como melífera, atraerá a una multitud de polinizadores. Un precioso aliado, actuará como repelente de ciertas plagas como los pulgones y los mosquitos.

Proporciónales sol, calor, un sustrato drenado y un riego mínimo y darán lo mejor de sí durante todo el año, incluso en el corazón de los duros inviernos con una resistencia de hasta -29°C.

Lo mismo puede decirse del romero (Rosmarinus), una hierba aromática igual de interesante y con las mismas cualidades, salvo que es menos resistente en maceta (-12°C). Todo lo que necesitas hacer en el duro período invernal es proteger la maceta con romero con un velo de invierno o incluso colocarlo en un invernadero protegido de las heladas.


Satureja. Por fin, una aromática que no es tan común en nuestros huertos, en nuestros jardines, en nuestras macetas aromáticas, ¡y sin embargo sabrosa! Y con mucho a su favor. Elige una especie perenne, resistente por debajo de -15°C, como la Satujera montana, que formará un pequeño arbusto de gran efecto en una maceta de terracota (preferimos este material a cualquier otro para las aromáticas por sus cualidades muy transpirables, perfectas para las plantas a las que no les gusta la humedad). Una fiesta para los ojos con su pequeña floración tubular blanca, además podrás disfrutar de esta refinada hierba de sabor sutilmente picante cruda, cocida o seca.




Gramíneas en abundancia

Familia generosa que ofrece muchas especies e innumerables variedades para el jardín, las gramíneas son además bastante polivalentes. Porque es importante elegir bien, os presentamos algunas que se adaptan especialmente bien a ser cultivadas en macetas para el exterior y que tienen fama de ser indestructibles, pero la lista no es ni mucho menos exhaustiva...


Los juncos -también conocidos como junqueras- entran en esta lista por muchas razones.

Elige una variedad de hoja perenne para un espectáculo permanente y selecciona entre una increíble paleta de colores, dorados, verdes, azules, bronces o cobres para un follaje liso o abigarrado siempre fino y flexible. Erigidas en un macizo, a veces deliciosamente caídas, los juncos siempre se verán mejor en una maceta grande y profunda para que las raíces se afiancen y florezcan.

Se comportan bien tanto al sol como a la sombra, siempre que se les proteja de la exposición extrema. Las más resistentes soportan temperaturas de -20°C.

Una vez instaladas, no necesitarán ningún tipo de abono, riego o poda, sólo ¡disfrútalas!


Si lo que te enamora son las siluetas de las plumas, opta por las stipas. Las hay de todo tipo, desde unos 40 cm hasta casi 2 m (Stipa gigantea) de altura, más o menos resistentes, y se pueden plantar al sol o en semisombra.

Necesitarán un sustrato bien drenado, ¡y eso es todo! Luego, sin mantenimiento, no dejarán de aportar ligereza y elegancia al jardín.

Para terminar, podríamos hablar de las impresionantes plumas de la hierba de la pampa, de su fabuloso poder ornamental en el suelo, o en maceta.

Podríamos elegir los pequeños hisopos de pennisetum y su increíble elegancia...


Elegimos Miscanthus, cuyos cultivares enanos o pequeños encantarán a tus macetas. Follaje acanalado, liso o estriado, de color verde más o menos tierno, a veces plateado, a veces crema. Plumas infinitamente elegantes de una finura inigualable, blancas, crema, doradas o incluso cobrizas...

Prospera en la sombra ligera, aunque prefiere el sol. Tolera todos los suelos bien drenados, la sequía temporal y las temperaturas de hasta -29°C para las variedades más resistentes. Poco mantenimiento, sin abono, sin poda, con una ligera limpieza, un "peinado". Y el placer ocasional de espigar algunos tallos que se unirán a tus ramos secos.




Floraciones indestructibles

También en este caso es difícil hacer una selección, ya que hay muchas plantas con flores en macetas de exterior que han demostrado ser indestructibles. Hablamos aquí de unas cuantas variedades perennes y de hoja perenne que se unirán al follaje gráfico de especies intemporales como la hiedra, por ejemplo, igual de resistente e inagotable, en tus macetas y jardineras.


Tanto si eliges el brezo de verano (Calluna) como el de invierno (Erica), nunca te decepcionará.

Alterna su cultivo y disfrutarás de una floración durante todo el año, además de componer encantadoras combinaciones de colores.

Desde el blanco más o menos puro hasta toda una paleta de rosas, malvas, un sinfín de nubes de flores acampanadas que iluminarán el verano y el otoño, y en invierno, un follaje diminuto, ligero y discreto que está presente en todas las estaciones.


La Lavanda es para los jardines rocosos soleados lo que los brezos son para los paisajes costeros y de sotobosque. La lavanda es imprescindible en los jardines soleados, aunque también tolera la semisombra. Es una oda al calor, aunque es resistente por debajo de -20°C. En macetas grandes estará impresionantemente presente. Y si bien sus flores, muy nectaríferas y melíferas, que varían en altura según la variedad -la lavanda verdadera de 30 a 80 cm, la lavanda holandesa de 60 a 80 cm o la lavanda mariposa, más corpulenta- se extinguirán al final del verano, el follaje será siempre verde, de un hermoso color verde grisáceo, más o menos plateado, y siempre muy aromático.

Dale una maceta grande con un diámetro de al menos 30 cm y de material transpirable, como piedra o terracota, una tierra ligera y pobre para macetas o tierra de jardín mezclada con arena gruesa. Proporciona un buen drenaje. Si es posible, colócala en el lugar más soleado y menos expuesto a los vientos fríos.


Si estás locamente enamorado de las flores moradas, completa con vivaces de flor que serán maravillosas plantas de maceta para el cultivo en exteriores y que resultarán indestructibles. Nuestras favoritas son la vinca menor (Vinca minor) o una aubrieta como la Aubrieta deltoidea 'Royal Blue', que dará una floración deliciosa y generosa y cuyo follaje siempre verde cubrirá la superficie de la maceta y se escapará ligeramente durante todo el año.

Puede que prefieras otros tonos. El amarillo brillante de un alyssum conocido como cesta dorada es resistente a pleno sol, al frío extremo (resistente hasta -29°C) y a la sequía. El increíble blanco puro de un phlox de musgo 'Amazing Grace' o 'White Delight' que cubrirá la superficie de tus cuencos con una hermosa, densa y floreciente alfombra en poco tiempo. O los impresionantes claveles rojos y anaranjados, estos resistentes Dianthus perennes con sus interminables oleadas de flores, que serán tanto más felices si el entorno es pobre.

Podríamos añadir a esta selección de plantas que se pueden cultivar en macetas al aire libre y que tienen fama de indestructibles toda una serie de coníferas enanas con, entre las más resistentes, ciertos enebros o incluso algunos pinos, por ejemplo, pero también pequeños arbustos para cultivar en topiario como los acebos, entre ellos el Ilex crenata, el acebo almenado, que sustituirá muy ventajosamente al boj, los boneteros (evónimos) de hoja perenne de mejor efecto o la muy ornamental fotinia.


COMPARTIR
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

DEJA UN COMENTARIO

Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador