BLOG DE JARDILAND

TU ESPACIO DE INFORMACIÓN, IDEAS Y CONSEJOS SOBRE LA JARDINERÍA, ANIMALES, DECORACIÓN Y ¡MUCHO MÁS!

7 RECETAS DE BAÑOS DE HIERBAS RELAJANTES

El exceso de trabajo, el estrés, la ansiedad, el insomnio: ¿qué pasaría si estas dolencias cotidianas pudieran encontrar una solución en un remedio suave? Tomar un baño de vez en cuando ayuda a aliviar la tensión y a darse un precioso momento de paz y tranquilidad. El delicado latido del agua y su envolvente calor se combinan para proporcionarle un momento de relajación sin igual. Y, para hacer la experiencia aún más exitosa, aquí hay 7 recetas de hierbas para deslizarse en su baño para un momento perfectamente relajante. 



#1 Baño perfumado y calmante con flores de lavanda seca

Si es apreciada por su delicado aroma que evoca el verano austral, la lavanda también tiene muchos beneficios. En particular, se dice que tiene propiedades ansiolíticas. Además de una rutina adecuada (cena ligera y sin alcohol, actividad deportiva regular, etc.), tomar un baño de lavanda al final del día podría ayudar a pasar noches dulces. Para ello, calentar dos puñados de flores de lavanda secas en dos litros de agua a fuego lento y dejarlas en infusión durante unos 15 minutos. Cuando se haya enfriado, filtra el preparado y añádelo al agua de la bañera.

También puede añadir dos puñados de hojas secas de toronjil a la mezcla inicial para obtener un baño suavizante y calmante.



#2 Caricias calmantes de manzanilla

¿El estrés interfiere con su sueño? Relájate unos minutos en un baño de manzanilla antes de ir a los brazos de Morfeo. Para ello, deja que dos puñados de flores de manzanilla seca se infundan en agua caliente. Luego filtra la preparación y viértela en tu baño antes de deslizarte en él con placer.

La lavanda y el tilo se pueden usar además de la manzanilla para crear un delicioso baño relajante. Para ello, coloque la manzanilla, el tilo y la lavanda secos en una bolsa de muselina e introdúzcala directamente en el agua del baño.




#3 Tilo, mejorana y azahar para un sueño reparador

Para combatir el insomnio, no hay nada como tomarse un momento para uno mismo antes de acostarse. Este suave interludio puede utilizarse para un baño relajante a base de tilo, mejorana y azahar. Estas plantas, famosas por sus propiedades calmantes y sedantes, le ayudarán a recuperar su serenidad. Para ello, infundir un puñado de cada uno de ellos en dos litros de agua caliente, filtrar la preparación obtenida y luego verterla en la bañera previamente llenada.



#4 Infusión antiestrés con espino blanco

El espino es conocido por sus propiedades antiestrés. Para beneficiarse de sus propiedades calmantes, haga una infusión de espino seco. Entonces puedes añadir el precioso líquido al agua del baño cuando sientas la necesidad de aliviar tu ansiedad.




#5 Sal marina y aceite esencial de Neroli

El aceite esencial de Neroli es apreciado por sus virtudes relajantes. Derivado de la flor de naranjo, emite un suave aroma que lo hace particularmente agradable de usar. Sin embargo, como todos los aceites esenciales, el aceite esencial de Neroli debe ser manejado con mucho cuidado. No lo use puro, a riesgo de causar quemaduras en la piel, y siga escrupulosamente las recomendaciones de su médico, su farmacéutico o su herbolario. Para un baño relajante, mezcle la cantidad justa de aceite esencial de Neroli con sal marina o bicarbonato de sodio y luego disperse la preparación en el agua del baño antes de sumergirse en ella.




#6 Baño anti-calambres con romero y bicarbonato de soda

Entre sus muchas propiedades, el romero ayudaría a aliviar las contracturas y otras tensiones temporales. Para disfrutar de un baño relajante, prepara dos puñados de romero seco en un litro de agua caliente. Una vez que se infunde la planta aromática, se filtra la preparación y se añade una taza de bicarbonato. Finalmente, viértelo en el agua de la bañera. Sumérgete en un océano de bienestar.




#7 Como un baño de mar: algas, sal, arcilla

¿Qué mejor manera de aliviar la presión que nadar en el mar? Para reproducir esta sensación de serenidad y relajación en casa, regálese un baño relajante con acentos marinos, compuesto de polvo de algas para el baño, sal marina y arcilla verde. Mezcla cinco cucharadas de cada uno de los ingredientes directamente en el agua del baño y déjate llevar por las olas durante unos 15 minutos. ¡Un momento de puro bienestar!


Y tú, ¿cuál será el baño relajante en el que te bañas después de un duro día? Sea cual sea su elección, complete la experiencia con un té de hierbas calmante con manzanilla o tilo. Por último, después del tratamiento, acuéstese unos minutos y permítase un descanso meditativo relajante.


COMPARTIR
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

DEJA UN COMENTARIO

Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador

Uso de cookies

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros que nos permiten obtener información de los usuarios. Si desea más información, pulse aquí.

Botón de cierre