BLOG DE JARDILAND

TU ESPACIO DE INFORMACIÓN, IDEAS Y CONSEJOS SOBRE LA JARDINERÍA, ANIMALES, DECORACIÓN Y ¡MUCHO MÁS!


5 CONSEJOS ALIMENTARIOS PARA CUIDAR TU MICROBIOTA

Es un poco la nueva palabra que todos los dietistas tienen que pronunciar. ¡Y con razón! El intestino, nuestro segundo cerebro, nos envía mensajes de salud que debemos aprender a descifrar. La microbiota son los 100,000 billones de microorganismos que pueblan nuestro sistema digestivo. De ellos depende la eficiencia de nuestra digestión y la calidad del sistema inmune. Aprender a comer respetando tu microbiota es reducir el malestar digestivo y, a menudo, perder un poco de peso. Aquí hay algunos consejos simples para aplicar en la mesa:


# 1. Comer frutas y verduras

¡Hay pocas dietas que no promueven la vegetación! Para tu microbiota, es lo mismo. Parte de la fibra en las frutas y verduras consiste en carbohidratos complejos como la inulina o la pectina. Estos son prebióticos no digeridos que, cuando llegan al colon, alimentan a las bacterias buenas.

Una alta ingesta de fibra permite que crezca una gran variedad de bacterias. La microbiota es solo más equilibrada. Entre las frutas y verduras para favorecer se encuentran: alcachofa, espárragos, puerro, plátano, manzana, grosella o cítricos.


# 2. Elige granos enteros

Para preservar tu flora intestinal, evite el gluten y los alimentos con almidón que a menudo se digieren mal. En su lugar, elije alternativas saludables como la quinoa, la espelta, el arroz integral o el bulgur. Los panes o harinas sin refinar contienen fibras que dan una sensación de saciedad más rápidamente y limitan el almacenamiento.

Se ha demostrado que el consumo de granos enteros aumenta la cantidad de bacterias buenas en la microbiota y reduce la de los responsables de la inflamación.



# 3. Atreverse con los alimentos fermentados

La fermentación ayuda a asimilar los alimentos al producir enzimas que predigan. De hecho, reducen el trabajo de su sistema digestivo. Los alimentos fermentados también contienen excelentes probióticos que reequilibran tu microbiota mientras fortalecen tu sistema inmunológico.

¿Dónde encontrarlos? Los más atrevidos podéis probar el kéfir y la kombucha, dos bebidas fermentadas. Los microorganismos vivos que participan en la fermentación también se encuentran en yogures, chucrut, pepinillos o sopa de miso.



# 4. Prohibir los productos procesados

Un poco como las frutas y verduras, no podemos aconsejarle demasiado para huir tanto como sea posible de productos procesados. ¡La cocina simple es una cocina saludable! Además de estar sobrecargados en grasas y azúcares, los productos industriales están llenos de aditivos químicos que no tienen nada que ver en nuestro intestino. Se les acusa de dejar caer la biodiversidad bacteriana y hacer que nuestro sistema digestivo sea más permeable a las toxinas.

Nuestro consejo: evita los pasteles, las comidas preparadas, todo lo que está precocinado y vendido listo para comer. Si tienes prisa por comer, simplifica o compra alimentos congelados simples.



# 5. Usa hierbas y especias

Sigue siendo un activo de salud excelente que le encantará a tu microbiota. El orégano, el tomillo, la canela, el estragón o la cúrcuma son aliados de la flora intestinal.

Contribuyen a la aniquilación de bacterias patógenas en su microbiota. Es por la misma razón que en algunos países, las especias están cubiertas con platos de carne: sí, pueden matar bacterias y hongos que degradan los alimentos. Las especias y las hierbas también tienen la gran ventaja de regular la saciedad.

---

Hoy ya no es el secreto de un científico, lo que sucede en nuestra cabeza está relacionado con lo que sucede en nuestra barriga, y viceversa. Por lo tanto, cuidar su microbiota es importante. Como con cualquier dieta, lo importante es sentirse bien. No apuntamos necesariamente a la pérdida de peso, sino al bienestar. Así que escucha, regula, disfruta algunos de nuestros trucos.

COMPARTIR
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

DEJA UN COMENTARIO

Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador

Uso de cookies

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros que nos permiten obtener información de los usuarios. Si desea más información, pulse aquí.

Botón de cierre