BLOG DE JARDILAND

TU ESPACIO DE INFORMACIÓN, IDEAS Y CONSEJOS SOBRE LA JARDINERÍA, ANIMALES, DECORACIÓN Y ¡MUCHO MÁS!


BUENAS RAZONES PARA MEDITAR BAJO UN ÁRBOL

Meditar, está bien. Pero, ¿por qué debajo de un árbol, en lugar de tu habitación, la orilla de un río o incluso en la cima de una montaña? Simplemente para beneficiarse de todo el poder del árbol, símbolo de fuerza, resistencia y pureza. Comprende que, al igual que él, somos el fruto de la naturaleza. Inspírate en su capacidad de adaptación, intercambio y serenidad. Pasamos a darte buenas razones para hacerlo...


# 1. Cultiva la paciencia


A menudo tendemos a querer todo, de inmediato. Queremos actuar, aunque no siempre podemos hacer nada. A veces solo olvídate de tu cuerpo, que tu mente actúe, dejando pasar el tiempo. El árbol simboliza precisamente esta toma de tiempo, y nos muestra sus capacidades de adaptación a su entorno. Enraízate en frente del árbol que más te atrae y deja pasar el tiempo, deja que crezca y se desarrolle una apariencia natural en ti. Mantenga su confianza porque "el tiempo es bueno".


# 2. Desarrollando tu tenacidad


Enfrentado al peligro y sin movilidad, el árbol utiliza recursos internos para defenderse, resistir, seguir empujando ... Se adapta a los cambios en su entorno y simplemente continúa su vida. Evolucionar, no es exactamente lo mismo, pero se endurece y continúa multiplicando sus raíces, se ancla más, crece, se emancipa y aprovecha las ventajas generadas por las dificultades. Reorientarse bajo un árbol e inspirarse en su adaptabilidad puede darte claves para comprender situaciones difíciles, con más serenidad.

# 3. Abierto para compartir e intercambiar


Para sobrevivir y comunicarse, el árbol desarrolla una gran red de raíces, conectadas a las raíces de otros árboles, hongos, etc. Bajo tierra, todos se ayudan mutuamente, intercambiando información, nutrientes, vibraciones, agua, aire, energía ... Compartir, intercambiar, dar, recibir, todos estos verbos son de crucial importancia en la búsqueda de la felicidad, la autoestima y la satisfacción. El árbol nunca está solo. T también es un refugio para animales, insectos, que participan tanto en su vida como en la suya. Al igual que el árbol, podemos compartir, dar, apoyar... Una hermosa lección de humanidad para aplicar en nuestras vidas, tanto como sea posible.


# 4. Gana en serenidad


El efecto calmante de los árboles es indiscutible. Con su toque, nuestro cuerpo y nuestra mente se relajan. Al exponernos a sus compuestos orgánicos volátiles, observarlos, escucharlos, imitarlos, encontramos paz y paz interior. También hay una disminución en la ansiedad, la depresión o la ira. Una vez más, el árbol nos muestra la manera de sentirse mejor todos los días.

---------

Meditar bajo un árbol es inspirador en todos los sentidos para aquellos que desean beneficiarse de su poder. Regálate esta vez, al pie de un árbol, para absorber la fuerza de este ser y usar esta energía diariamente.


COMPARTIR
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

DEJA UN COMENTARIO

Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador

Uso de cookies

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros que nos permiten obtener información de los usuarios. Si desea más información, pulse aquí.

Botón de cierre