BLOG DE JARDILAND

TU ESPACIO DE INFORMACIÓN, IDEAS Y CONSEJOS SOBRE LA JARDINERÍA, ANIMALES, DECORACIÓN Y ¡MUCHO MÁS!


Viajando con tu gato

Si planeas ir de viaje y llevar a tu mascota contigo, primero asegúrate de que esté en buen estado de salud y al día con sus vacunas. Si es necesario, ve a ver a tu veterinario que le hará una revisión rápida y le dará luz verde. Luego, piensa en preparar todo lo que se necesitará durante el viaje: una caja de transporte rígida o una bolsa de viaje. También lleva la bandeja y un poco de arena, de lo contrario puede que no quiera hacer sus necesidades.



¡Es bueno saber!

Antes de viajar, asegura tu mascota por si se pierde, que sucede a menudo cuando se encuentra en un entorno desconocido, puede identificarse fácilmente para su regreso. Revisa su tatuaje, equípala con un collar que emita sus coordenadas o un chip electromagnético.

  • Antes de partir en avión, dale comida y bebida a tu mascota, pero en cantidades moderadas.
  • Pídele a tu veterinario que le recete un tranquilizante suave.
  • Escribe el nombre del animal fuera de la jaula o caja.


Prepara a tu mascota para un mejor viaje

A los gatos generalmente no les gusta nada viajar en coche. Asustados, a menudo de maullar, a veces durante todo el viaje. Si este es el caso, solicita a tu veterinario un sedante suave, es mejor que hacerlo viajar en su canasta de transporte. Los gatos mayores o acostumbrados al automóvil no necesitan estar encerrados. Ponles un collar y la correa que sostendrá uno de los pasajeros. Durante los descansos, si sacas a tu gato de su canasta, ponlo con su correa, de lo contrario, asegúrate de que las puertas y ventanas están cerradas porque no dejará pasar la oportunidad de escapar. Para a menudo para dejarle usar su caja de arena, comer un poco o beber. Nunca dejes a un animal encerrado en un automóvil con el calor. El golpe de calor es común y a menudo fatal. Si el automóvil no está equipado con un sistema de aire acondicionado, deja una ventana entreabierta, siempre aparca en la sombra y coloca la jaula o la cesta de transporte sobre un paño húmedo. Moja regularmente el pelaje de tu mascota. No dejes a tu mascota en el automóvil durante los descansos del camino. ¡Piensa en él también y haz que tome el aire! Se permite viajar en tren, pero ten en cuenta que tendrás que pagar por tu acompañante, incluso si es pequeño. A menos que sea muy tranquilo, en cuyo caso puede llevar simplemente un collar y una correa, haz que su gato viaje en una canasta o una jaula de transporte. Para elegir la jaula de transporte adecuada u otro equipo (arnés, red, red), pregunta a nuestros especialistas de ventas que te aconsejarán. Elije una jaula de transporte que esté bien ventilada y fácil de limpiar, ya que los animales estresados ​​pueden vomitar o defecar. Para tranquilizar a tu mascota si está preocupado, ¡no olvides llevar sus juguetes y objetos familiares que lo tranquilizarán y no seas tacaño con los mimos y caricias!


Legislación regulatoria

Lee con anticipación acerca de la legislación regulatoria tanto en tu país de destino como en tu país de origen. Hay algunos países que directamente prohíben la introducción de animales en su territorio. Otros los ponen en cuarentena algunas veces hasta por seis meses, aislándolos, incluso si se puede demostrar que los animales han sido vacunados, especialmente contra la rabia. Una vez tenga toda esta información, organice el viaje. El transporte aéreo de animales es relativamente barato, pero, de nuevo, infórmate con anticipación. Los animales, excepto los gatos de menos de 5 kilos, que, en ciertas condiciones, pueden viajar en la cabina, deben viajar en una jaula, caja o bolsa que cumpla con la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA). Las aerolíneas tienen sus propias reglas. Puede estar prohibido, por ejemplo, viajar con ciertas razas de animales, hembras en celo, gestantes o amamantando, o gatitos de menos de tres meses.


Advertencia de peligros

Antes de dejar a tu gato en territorio desconocido, primero haga una pequeña ronda de reconocimiento para asegurarse de que no haya trampas, productos tóxicos (incluidos productos de tratamiento en los jardines), insectos peligrosos (enjambres de abejas o avispones), otros animales agresivos o venenosos, caminos y vías públicas. Estate atento a las salidas de tu gato, preocúpate si desaparece y ve a buscarlo. Cuando vuelva, inspecciona si hay parásitos, como pulgas o garrapatas. Trátalo con productos apropiados de control de plagas. Retire las garrapatas inmediatamente con un gancho especial. Las plantas no son todas inofensivas, algunas causan dermatitis, en especial el césped recién cortado. Si tu mascota se está rascando, trata de encontrar la causa y no dudes en consultar a un veterinario local si persiste la picazón. Las espiguillas pueden entrar en las fosas nasales o en los oídos de los gatos y causar abscesos. Revisa regularmente el interior de las orejas, pero también las almohadillas de las piernas y sus intersticios en los que las espiguillas y las espinas no se ven. Finalmente, si escuchas chillar a tu mascota o nota un enrojecimiento o edema, es probable que haya sido picado por un insecto. Intente quitar la picadura con pinzas, luego ponga una bolsa de cubitos de hielo en el aguijón.

  • Si deja a su gato deambulando en un vasto territorio, evite proporcionar un collar antipulgas que pueda causar accidentes, incluido el estrangulamiento. Es preferible el control de plagas en polvos o lociones.
  • Lleva contigo un ungüento antiinflamatorio veterinario, muy útil especialmente en caso de picaduras de insectos. Lo puedes encontrar en nuestros puntos de venta.
  • Si encuentras que las membranas mucosas están pálidas, puede haber sido mordido por un animal venenoso (incluyendo víbora). Llévelo de inmediato al veterinario más cercano.
  • No te preocupes si tu mascota está vomitando. En el campo, los gatos comen hierba. Consulta a un veterinario si los vómitos son violentos y repetidos y si tu mascota muestra un comportamiento anormal.
COMPARTIR
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

DEJA UN COMENTARIO

Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador

Uso de cookies

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros que nos permiten obtener información de los usuarios. Si desea más información, pulse aquí.

Botón de cierre