BLOG DE JARDILAND

TU ESPACIO DE INFORMACIÓN, IDEAS Y CONSEJOS SOBRE LA JARDINERÍA, ANIMALES, DECORACIÓN Y ¡MUCHO MÁS!

           

LA GATA Y SUS CACHORROS

Especialmente prolíficos, las gatas pueden tener varios embarazos por año y su madurez sexual les llega entre los 7 y los 12 meses. Ya sea porque quieres animar la reproducción  de tu animal o porque te encuentras ante el hecho consumado, te ofrecemos una serie de consejos para que la gestación, el parto y el cuidado de los cachorros se produzcan en las mejores condiciones.

 

1-Es tiempo de mimos

¿Tu gatita está embarazada? Seguramente no es una verdadera sorpresa. Seguro que has estado escuchando un concierto de maullidos y ronroneos  de todo tipo, los cuales se repiten varias veces al año. En casa de la gata, los periodos de celo son estacionales. Empiezan en invierno, después se prolongan durante la primavera, con unas puntas en marzo, abril, junio y septiembre y, normalmente, un ralentizamiento entre octubre y enero. ¡Pero hay numerosas excepciones a la regla! No debe extrañarnos que después de una fuga de algunas horas, vuelva silenciosa, melancólica y cansada. Un macho o varios se han interesado por sus maullidos-llamadas. La gata puede tener varios compañeros, y por tanto, en el mismo embarazo tener cachorros de padres diferentes ya que no deja de ofrecerse hasta que ha sido fecundada. Sea como sea, la gata empezará a engordar. Los signos de embarazo empiezan a observarse en la tercera semana: endurecimiento de los pezones, hinchazón del abdomen, diferente comportamiento (está más tierna), aumento de peso gradual de 1 a 2 kilos.

 

2-Pequeños cuidados

Durante la gestación, que dura de 60 a 70 días, el organismo sufre ciertos trastornos. Por esta razón hay que procurarle cuidados a la gata para que ella pueda llegar a término con calma y reposo. Después de los periodos de celo y de apareamiento debe recuperar sus fuerzas. No la fuerces a jugar demasiado y déjala dormir a su aire. Los cambios en las necesidades energéticas de una gata embarazada son grandes. Debes aumentar mucho su ración diaria de calcio (indispensable para el esqueleto de los cachorros), de vitaminas y de sales minerales. En nuestros centros encontrarás alimentos específicos para gatas gestantes y en periodo de lactancia.

Estas croquetas Premium están perfectamente equilibradas en elementos nutritivos y están estudiadas para asegurar el desarrollo del feto, preservando el equilibrio nutricional de la madre. No hace falta que aumentes necesariamente la cantidad de la ración diaria, pero si cambiar su composición. Para un gato adulto de 3,5 a 5 kg, el bol debe contener entre 200 y 350 gr por día, repartido en unas 10 ingestas. Por el contrario, hay que darle una alimentación más rica, especialmente adaptada al periodo de gestación. Durante el embarazo, la gata debe beber agua regularmente. Pon a su disposición permanentemente agua y renuévala a menudo. El feto, sobre todo en la última etapa, ejerce una presión sobre el intestino de la gata, que a veces provoca estreñimiento. Para evitar este problema, dale a tu gata una cucharilla de aceite de oliva. Consulta regularmente con el  veterinario, quien se asegurará de que el embarazo se desarrolla normalmente y, sin duda, le prescribirá complementos alimentarios, minerales y vitamínicos que podrás encontrar en nuestras tiendas.

3-El feliz acontecimiento

Cuando llega la hora del parto, la gata cambia su comportamiento. Cuando solo faltan dos semanas para el alumbramiento la gata está un poco nerviosa. Es el momento de preparar el nido donde ella parirá: una cesta acogedora o un simple cartón con cojines o mantas. Elige lo que prefieras y colócalo en un lugar tranquilo y cálido. Si ella prefiere otro sitio, colócalo donde ella quiera. Después deja que la naturaleza haga su trabajo. En general, las gatas, por instinto, no tienen ningún problema para alumbrar. Ellas mismas hacen todo lo necesario: cortan su cordón umbilical, sacan la placenta, guían a los cachorros hacía sus mamas, sin ninguna ayuda. Después de todo el trabajo del parto, que puede durar 6 horas, los cachorros aparecen todos en 15-30 minutos. Pero, a menudo, lo que ocurre es que la gata hace una pausa y da a luz en 2 fases. No os extrañéis, sobre todo si ella respira con normalidad y no presenta signos de sufrimiento. Es normal, no obstante, que la gata esté cansada y débil durante algunos días después del parto. Mantenla en el interior durante una semana, aliméntala bien con croquetas especiales para gatas en periodo de lactancia y dale agua en abundancia porque se ha deshidratado mucho. Algunos consejos que no debes olvidar: El lugar donde la gata va a dar a luz debe ser cálido, entre 22 y 24º C. Si es necesario, sube la calefacción o coloca la cesta cerca de un radiador. Si la gata pare en diferentes tiempos, la pausa puede ser larga. Llama al veterinario si dicha pausa dura más de 3 horas. Si después del parto, tu gata parece apática y no recupera el apetito en 48 h, si tiene fiebre y no se interesa por sus cachorros, hay alguna cosa que no funciona. ¡Algo va mal! Consulta rápidamente con el veterinario.

 

4-¡Bienvenidos, pequeñas bolas de pelo!

Ciegos, casi sordos, incapaces de desplazarse, los cachorros recién nacidos deben ser cuidados y atendidos constantemente por su madre para que lleguen a ser pequeños cazadores carnívoros, jugadores llenos de energía. Los cachorros no abren los ojos hasta el dieciochavo o veinteavo día, después ya intentan andar. Durante todo ese periodo, se alimentan exclusivamente de la leche materna. Por ello, la alimentación de la gata debe continuar siendo rica y bien equilibrada.

A veces, después del parto el apetito de la gata aumenta. Si todo va bien,  se puede empezar a destetar a los cachorros cuando tengan un mes, sobre todo si la gata es joven o los cachorros son muy numerosos y no tiene suficiente leche para alimentarlos a todos. En este caso los cachorros necesitan sustitutos de la leche materna, que pueden proporcionárseles mediante biberón. Pide consejo a alguno de nuestros expertos o al veterinario. Observa bien el comportamiento de la camada. Si los cachorros maúllan sin parar y los pezones de la gata se retraen, significa que la gata no produce suficiente leche. Consulta rápidamente con tu veterinario para que prescriba un sustituto de la leche maternal y dáselo a los cachorros con un biberón o un cuentagotas, con los horarios y frecuencias que él os indicará.

 

5-Un destete gradual

Hasta la cuarta semana, la leche materna es suficientemente rica para asegurar el crecimiento y el desarrollo de los cachorros. Sólo a partir de esa cuarta semana podemos proceder a la diversificación alimentaria. Podéis empezar a darles alimento envasado o croquetas especiales para cachorros, acompañados de agua. Hazlo aumentando progresivamente la cantidad de alimento sólido. En el momento en que los cachorros empiecen a comer alimento sólido hay que enseñarles también los hábitos de higiene. Una vez que el gatito se agacha y manifiesta su deseo de hacer sus necesidades, cógelo y ponlo en una bandeja con un lecho de arena absorbente. No se recomienda separar a los cachorros de su madre hasta la octava semana y nunca antes de la sexta. Consulta con tu veterinario hacia la tercera o cuarta semana para que se asegura de la salud de los gatitos.

El veterinario les prescribirá un desparasitador  y complementos vitamínicos que podrás encontrar en nuestras tiendas. Allí encontrarás también muchos modelos de bandejas y arenas. Para el aprendizaje de la higiene utilizad una bandeja abierta, después, más adelante, remplázala por una caseta higiénica cerrada, más limpia y más inodora. Es importante que no dejes salir de casa a los cachorros antes de su primera vacunación, a las nueve semanas. Rápidamente, los cachorros tienen necesidad de jugar. Pregunta a nuestros vendedores cuales son los juguetes que mejor se adaptan a su edad.

 

COMPARTIR
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

DEJA UN COMENTARIO

Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador

Uso de cookies

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros que nos permiten obtener información de los usuarios. Si desea más información, pulse aquí.

Botón de cierre