BLOG DE JARDILAND

TU ESPACIO DE INFORMACIÓN, IDEAS Y CONSEJOS SOBRE LA JARDINERÍA, ANIMALES, DECORACIÓN Y ¡MUCHO MÁS!


5 CONSEJOS PARA DEPORTES DE INVIERNO CON TU PERRO

En la eterna batalla de perros o gatos, el perro suele tener una gran ventaja en comparación con los felinos que nunca podemos llevarlos con nosotros a la nieve: ¡A los perros sí! ¡E incluso a los deportes de invierno! Frío, nieve, esquí: ¿te preguntas si la montaña es realmente una buena idea para él? ¡ No tengas miedo ! ¡Aquí están nuestros consejos para que las vacaciones de invierno transcurran sin problemas con su bola de pelo favorita, sin importar el tamaño o la raza!

#1. Elige la ubicación correcta


¡El primer paso es, obviamente, encontrar un alquiler en las montañas que acepte la llegada de los caninos! Asegúrate de alquilar un lugar espacioso y agradable donde puedas sentirte cómodo cuando estés deslizándote por las laderas; por razones obvias de seguridad, los perros están prohibidos.

# 2. Presta atención a sus patas


¿Te gustaría caminar descalzo en la nieve todo el día? La respuesta es obviamente no! Bueno, es lo mismo para tu perro. Aunque, por supuesto, está mejor equipado que nosotros para enfrentar el mal tiempo, el contacto con el frío puede dañar sus patas, así que piensa unos días antes de tu escapa a la nieve para aplicar una crema especial diaria que fortalecerá sus almohadillas. Finalmente, no olvides después de cada caminata volver a inspeccionar sus patas para ver si no hay un trozo de hielo atrapado entre sus dedos, grietas...

# 3. Protégelo del frío


A pesar de que son más resistentes al frío que nosotros, los perros también sufren. No es inútil cubrir a tu perro con un abrigo o un suéter, especialmente si tiene pelo corto, ¡esto evitará que coja demasiado frío! De lo contrario, una vez que regreses, recuerda secarle las piernas y el estómago.

# 4. Vigila que no se trague la nieve


¡Cuidado! Los perritos son naturalmente atraídos por la nieve y se divierten mucho con ella. Pero, la sal de nieve presente en la montaña es muy mala para ellos, puede causarles trastornos gástricos. Vigila que tu perro no ingiera nieve al rodar o lamer el residuo en sus piernas. ¡Durante las caminatas, puedes traer juguetes para distraer su atención! Si comienza a tener diarrea o vómitos, consulta de inmediato con un veterinario.

# 5. Piensa en el libro de salud


Nunca te vas sin tus documentos de identidad, ¿verdad? Bueno, es lo mismo para él! Junto al gorro y los guantes, no te olvides de guardar sus documentos de salud y de identificación en tu maleta. De este modo si padeciera algún malestar, estará equipado y el veterinario que lo consulte tendrá una idea precisa de su salud para tratarlo como debería. Además, recuerda llevarte su kit de primeros auxilios, ¡por supuesto!


Como puedes ver, las vacaciones de esquí son momentos especiales que requieren de una cierta vigilancia. Simplemente respeta estas reglas sencillas y ¡disfrutarás de tu estancia con tu perro!

COMPARTIR
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn

DEJA UN COMENTARIO

Tu navegador no está actualizado. Tiene conocidas fallos de seguridad y podría no mostrar todas las características de este y otros sitios web. Aprende cómo puedes actualizar tu navegador

Uso de cookies

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros que nos permiten obtener información de los usuarios. Si desea más información, pulse aquí.

Botón de cierre