El sapo que no se convierte en príncipe: el sapo vientre de fuego

Visto desde arriba, el sapo de vientre de fuego oriental o Bombina orientalis tiene un aspecto bastante común: es verde con manchas negras, por lo que se camufla perfectamente entre los colores de su hábitat natural e, incluso a veces, se puede confundir con una rana por tener un cuerpo más alargado que la mayoría de los sapos.
Fuente

Se le llama así por tener esta parte de su anatomía rojiza, colorido que abarca también muslos, pies, antebrazos y manos. La piel en el dorso es áspera al tacto y verrugosa, de color verde o marrón. Tiene tonos rojos o anaranjados en el abdomen, bien diferenciados de un color de fondo negro oscuro. Este sapo esconde toxinas en su piel y quiere que sus potenciales depredadores lo sepan. Cuando siente el peligro, levanta sus patas delanteras arqueando la espalda, casi doblándose completamente, para mostrar el brillante rojo y negro de su vientre. Utiliza este patrón de color para atemorizar a sus atacantes, haciendo alarde de su toxicidad y mal sabor. Fuente

El período de cría del sapo vientre de fuego empieza en abril y termina en finales de julio o principios de agosto. La hembra deposita los huevos entre la vegetación acuática organizándolos por grupos de 30. A los pocos días, a veces en sólo dos, los huevos eclosionan y en cinco días como máximo, nacen las larvas. La variación en el desarrollo de los embriones depende de la temperatura del agua. En cuanto a su alimentación, los renacuajos se alimentan de algas, hongos y plantas, mientras que los adultos comen una gran variedad de invertebrados, incluyendo gusanos, insectos y moluscos.

Características generales

Tamaño adulto: 4-5,5 cm.
Longevidad: 15 años
Alimentación: es insectívoro, por lo que come distintos tipos de invertebrados vivos (grillos, saltamontes, etc.).
Terrario: 70 x 50 x 40 cm.
Iluminación: tubo fluorescente de espectro total.
Temperatura: 18-25º
Acondicionamiento: plantas acuáticas, arena para suelo, piedras o raíces grandes como refugio, filtro para el agua, etc.
Compatibilidad con su misma especie, es importante separar los ejemplares jóvenes de los adultos. Fuente

Estos sapos representan unos de los más robustos, duraderos y ostentosos de todos los anfibios que podemos cuidar en un terrario. En los centros Jardiland encontrarás sapos de esta especie, ¡anímate y ven a conocerlos!

[vía] & [vía]

Be Sociable, Share!
Tags:

Deja un comentario